Últimos años (1968-1985)

Graves rechazó galardones y títulos Honoris Causa, pero si aceptó la Medalla de Oro de Poesía que le otorgó la Reina de Inglaterra en 1968, y también aceptó lo que para él fue el mayor honor de todos: ser nombrado “Hijo adoptivo” del pueblo de Deià. La última colección de poesía de Graves se publicó en 1975 y aquel verano celebró su 80 cumpleaños con una gran reunión de amigos y familiares. Asistieron su hermano John y su hermana Rosaleen, y juntos cantaron algunas de las canciones de sus días de infancia en Wimbledon y Harlech. Pero a Graves ya le fallaba la memoria y era consciente de que perdía sus poderes de concentración, necesarios para escribir poesía. Esta conciencia queda dolorosamente expresada en algunos de sus últimos poemas.

A medida que su pérdida de memoria iba empeorando, regresaba su neurosis de guerra. Poco a poco perdió su habilidad de caminar. Un hombre que había nacido en el siglo diecinueve, luchado en la Primera Guerra Mundial y que había visitado Roma, Grecia, y las tierra bíblicas, no sólo físicamente sino mediante el poder de su mente, había llegado ahora al final de su viaje. Pero vivió los últimos años cuidado por su esposa Beryl y rodeado de hijos y nietos, y murió tranquilamente el 7 de diciembre de 1985, a los noventa años de edad. La luna estaba en cuarto menguante. Está enterrado en el cementerio de Deià, mirando a las aguas del Mediterráneo, con un sencillo epitafio: Robert Graves, Poeta.

medalla-oro-poesia.jpg11.1 y 11.2 En la ocasión de su nombramiento de Hijo adoptivo.
Graves, con Camilo J. Cela, el Gobernador Civil, Plácido Alvarez Builla y el Alcalde de Deià, Joan Vives

recepcion.jpgRecepción posterior

junto-a-un-olivo.jpg11.3 Junto a un olivo
Decid, si queréis, que soy el zorro que ha perdido la cola; no soy sirviente de nadie y he decidido vivir en las afueras de un aldea montañosa de Mallorca, católica pero anti-eclesiástica, donde la vida se rige todavía por el viejo ciclo agrícola. Sin mi rabo, o sea mi contacto con la civilización urbana, todo lo que escribo tiene que resultar perverso e impertinente a aquellos de vosotros que estáis todavía engranados a la maquinaria industrial.” (Extracto de La diosa blanca)

manos.jpg11.4 Manos
El poema sin escribir
Aquí asoma noviembre. ¿Cuándo fue la última vez
que me acerqué al papel con pluma, tinta y la media verdad?
¡Aconséjame, Razón!

(Extracto de “Collected Poems, 1975”) (Trad. C. Alegría)

Tumba de Robert Graves en Deià11.5 Su tumba en el cementerio de Deià
El mar angosto (1967)
Contigo por mástil por vela y por bandera
y por ancla que nunca se ha dejado arrastrar,
el angosto y opresivo mar de la muerte
no me parece innavegable.

artículos relacionados

Fundació Robert Graves
Carretera Deià a Sóller s/n.
07079 Deià - Illes Balears - España
Tel. / Fax: +34 971 636 185
[email protected]